La historia

Amonalola

La historia

Érase una vez, tres jóvenes amigos que compartían un pequeño hogar en Donostia/San Sebastián, capital de Gipuzkoa. Se llamaban María Aniz Nuin, de Navarra, Sergio Mariscal Gil, valenciano y Blanca García-Courtoy Luque, cordobesa. Se conocieron en el primer año en la universidad Basque Culinary Center, donde comenzaron su amistad y vivieron muchas aventuras. Con el transcurso de los años, a punto de terminar su formación académica, decidieron involucrarse en un proyecto de empresarial para poner en práctica su aprendizaje y realizar el Trabajo de Fin de Grado.

La hazaña de los jóvenes surgió en Izarra, un bucólico pueblecito de Álava. Donde distintas entidades como La Junta Administrativa de Izarra, la Fundación Hazi, La Cuadrilla de Gorbeialdea y la Asociación de Desarrollo Rural Mairuelegorreta, afrontaban el objetivo común de dinamizar una antigua casa solariega de piedra de 500 años conocida como “La Casa de Doña Lola”.

Se dirigieron al Basque Culinary Center, donde encontraron a los tres jóvenes amigos aventureros con ganas de emprender y desarrollar su aprendizaje. Todos unidos se embarcaron en la búsqueda de la revitalización la Casa de Doña Lola, con el objetivo de dinamizar la zona y atraer visitantes gracias a la gastronomía.

La hazaña de los jóvenes surgió en Izarra, un bucólico pueblecito de Álava. Donde distintas entidades como La Junta Administrativa de Izarra, la Fundación Hazi, La Cuadrilla de Gorbeialdea y la Asociación de Desarrollo Rural Mairuelegorreta, afrontaban el objetivo común de dinamizar una antigua casa solariega de piedra de 500 años conocida como “La Casa de Doña Lola”.

Se dirigieron al Basque Culinary Center, donde encontraron a los tres jóvenes amigos aventureros con ganas de emprender y desarrollar su aprendizaje. Todos unidos se embarcaron en la búsqueda de la revitalización la Casa de Doña Lola, con el objetivo de dinamizar la zona y atraer visitantes gracias a la gastronomía.

Con esta premisa, los tres jóvenes emprendedores fundan AmonaLola SCoop. AbuelaLola en euskera, haciendo referencia al concepto del restaurante, que ofrece la comida de la abuela, pero con un toque distintivo y renovado, convirtiéndose así en los Nietos de la Amona/Abuela Lola. Estuvieron varios meses trabajando para embellecer y reacondicionar la casa de la amona/abuela. Con mucho cariño y con sus propias manos, transformaron los muebles que habitaban la casa y le devolvieron vida.

Los jóvenes nietos iniciaron la actividad el 12 de Julio de 2018 con un Gastrobar, donde ofrecían a las visitas una gastronomía más informal y una experiencia más dinámica, invitando a los clientes a degustar diversas elaboraciones gracias a su carta de pintxos y a compartir entre ellos mediante raciones. Tras un intenso verano de rodaje y aprendizaje, los nietos decidieron dar un paso más, inaugurando un precioso comedor y un menú degustación donde buscaban sorprender a las visitas con un experiencia más cuidada y formal, ofreciendo el mejor producto al alcance, con sabores tradicionales reconocibles de la Amona/Abuela y ese toque diferente y fresco que le aportan los nietos.
Acompañemos a estos jóvenes nietos en sus aventuras a lo largo de su viaje de la mano de AmonaLola, donde buscarán que las visitas disfruten de la experiencia y de cada bocado que nos ofrece, ya que como diría la abuela;

En la buena comida está la mejor medicina.

Los jóvenes nietos iniciaron la actividad el 12 de Julio de 2018 con un Gastrobar, donde ofrecían a las visitas una gastronomía más informal y una experiencia más dinámica, invitando a los clientes a degustar diversas elaboraciones gracias a su carta de pintxos y a compartir entre ellos mediante raciones. Tras un intenso verano de rodaje y aprendizaje, los nietos decidieron dar un paso más, inaugurando un precioso comedor y un menú degustación donde buscaban sorprender a las visitas con un experiencia más cuidada y formal, ofreciendo el mejor producto al alcance, con sabores tradicionales reconocibles de la Amona/Abuela y ese toque diferente y fresco que le aportan los nietos.
Acompañemos a estos jóvenes nietos en sus aventuras a lo largo de su viaje de la mano de AmonaLola, donde buscarán que las visitas disfruten de la experiencia y de cada bocado que nos ofrece, ya que como diría la abuela;

En la buena comida está la mejor medicina.

Los nietos

BLANCA

Blanca García-Courtoy

maria

María Aniz

sergio

Sergio Mariscal